RSS

martes, 14 de abril de 2009

ROMPAMOS EL TECHO DE CRISTAL!!!



TECHO DE CRISTAL.


“Se denomina así a una superficie superior invisible en la carrera laboral de las mujeres, difícil de traspasar, que nos impide seguir avanzando. Su carácter de invisibilidad viene dado por el hecho de que no existen leyes ni dispositivos sociales establecidos ni códigos visibles que impongan a las mujeres semejante limitación, sino que está construido sobre la base de otros rasgos que por su invisibilidad son difíciles de detectar.”

También se suele conocer como “suelo pegajoso” que agrupa las fuerzas que mantienen a tantas mujeres atrapadas en la base de la pirámide económica.
Ese famoso techo de cristal que impide a las mujeres alcanzar las metas profesionales para las que están preparadas parece invisible, pero las estadísticas demuestran que existe; es decir, es un término enigmático, secreto, indetectable, pero cuyo resultado es cuantificable, y real: la no existencia de mujeres en los vértices jerárquicos de las organizaciones.

Las investigaciones han citado diversos obstáculos al acceso de las mujeres a los puestos de decisión:

• Las estructuras de la industria, jerárquica, y con hombres ocupando casi todos los puestos de toma de decisión. Funciona el principio de cooptación (designar por elección a alguien y no por reglamento o méritos) para muchos de esos puestos.
• El entrenamiento predominante de las mujeres en los vínculos humanos con predominio de la afectividad puede entrar en contraposición (y de hecho entra en infinidad de ocasiones) con ese mundo del trabajo masculino, donde los vínculos humanos se caracterizarían por un máximo de racionalidad y con afectos puestos en juego mediante emociones frías: distancia afectiva, indiferencia, etc.
• El trabajo de muchas mujeres en espacios tradicionalmente masculinos es observado de forma más inquisitiva que el de sus compañeros varones. Se les exige un nivel de “excelencia”.
• Los estereotipos: Algunos de los que configuran el “techo de cristal” se formulan de la siguiente manera: “las mujeres temen ocupar posiciones de poder”, “a las mujeres no les interesa ocupar puestos de responsabilidad”, “las mujeres no pueden afrontar situaciones difíciles que requieran autoridad y poder”... Estos estereotipos tienen múltiples incidencias: Por una parte, convierten a las mujeres en “no-elegibles” para puestos que requieran autoridad y ejercicio del poder. Por otra, hay mujeres que asumen este estereotipo interiorizándolo, repitiéndolo casi sin cuestionarlo y como si fuera resultado de elecciones propias. También es cierto, que hay grupos de mujeres más innovadoras que, admitiendo el conflicto, lo enfrentan con recursos variados cada vez que ocupan tales puestos de trabajo.
• De igual manera no cabe menospreciar la incidencia que los estereotipos tienen en la orientación (ya sea desde la familia o desde el sistema educativo)
• La doble carga: es conocido que las mujeres profesionales hacen malabarismos para compaginar su trabajo fuera de casa con las tareas domésticas, a menudo de forma unilateral.
• La auto desconfianza: sin duda la falta de modelos femeninos con los que identificarse hace que se agudice la inseguridad y el temor a la falta de eficacia cuando se accede a lugares de trabajo tradicionalmente ocupados por varones.

Aún no hay una mayoría significativa de mujeres conscientes e inquietas con esta problemática. Por lo que no existe la suficiente presión para detectar e impulsar otras formas diferentes y más justas de organización social.

El techo de cristal: ¿una cuestión de estilo?.

Meta Krüger, que investiga el fenómeno, asegura que “tanto los hombres como las mujeres funcionan mal en culturas donde el otro sexo se encuentra representado en proporción dominante”, y una vez más salen a relucir los patrones culturales de comportamiento aprendidos; algunos ejemplos fácilmente identificables:

– “Las mujeres se disculpan incluso cuando no tienen la culpa”; son frases hechas tan interiorizadas por la costumbre que se repiten de forma casi automática, aunque no quieran decir “ha sido mi culpa” y sólo impliquen que les disgusta lo que haya ocurrido.

– “Las mujeres preguntan por interés, no por ignorancia o inseguridad”.

– “Cuentan sus problemas, pero no para pedir soluciones sino, simplemente, para descargarse”.

– “Hacen bromas sobre sí mismas pero no porque se sientan inferiores, sino para acentuar la igualdad con su interlocutor”; o incluso para romper el hielo.

Sin embargo, los patrones de comportamiento aprendidos por la mayoría de los hombres, hace que todos los ejemplos anteriores sean mal comprendidos con demasiada frecuencia, ya que se toman como signos de inseguridad o de incompetencia.

Sabremos cuando realmente no estamos discriminadas el día que no exista un Instituto de la mujer, ni ONG’s que se esfuercen en ayudar a las mujeres del tercer mundo, cuando no aparezca una fecha en el calendario destacada como Día Internacional de la Mujer,… no habrá discriminación el día que no se tenga que escribir sobre este tema.
(Documento elaborado de opiniones de los siguientes autores Nerea Riesco, Meta Krüger, Mabel Burin entre otros)



Saludos a todas/os.

El día 8 de marzo de este año celebramos el Día Internacional de la Mujer en mi pueblo junto con la Asociación de Amas de Casa. Todas lo pasamos genial.

Pero yo me pase el día entero haciéndolas ver que lo interesante es no tener que celebrar nada porque el día que no tengamos que reivindicarnos, ese será el gran día de la no discriminación hacia la mujer.

Algunas, muchas se enfadaron porque algunos hombres celebraron con nosotras y vuelta a lo mismo, yo repetía lo mismo no podemos luchar contra la discriminación si discriminamos nosotras.

Rompamos este techo de cristal que nos muestra hasta dónde podemos llegar pero somos incapaces de atravesarlo.

A POR TODAS MUJERES DE JARAÍZ, DE EXTREMADURA, DE ESPAÑA Y DEL MUNDO.

10 comentarios:

Cruz Diaz dijo...

Nieves.

Mi apoyo a todas las mujeres. Animo y adelante.

un abrazo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amiga Nieves:

Ánimo y apoyo total en esa vuestra/nuestra lucha, esperemos que los obstáculos vayan siendo erradicados.

Recibe un muy fuerte abrazo.

Ruth dijo...

No somos capaces, porque realmente todavía no nos lo hemos propuesto, cuanto más cargamos más queremos cargar, a pesar de que el peso y la responsabilidad nos abrume, pero damos por hecho de que es así, y realmente no lo es, dicen que las cargas compartidas son menos cargas, necesitamos tiempo real para nosotras, pero no para cargarnos con más responsabilidades, sino para tener más tiempo para dedicarnos a nosotras mismas, para ociarnos,para mimarnos, para cuidarnos, pero eso...

"Las cargas compartidas son menos cargas"

"Concienciación y actuación"

"Unanimidad"

"Objetivo conseguido"

Leo dijo...

Mi querida Nieves: No sabes como te entiendo. Hemos ganado mucho desde que yo tenía 20 años(muchas mujeres estudiaban para maestras de escuela) en los demás casos eramos muy pocas ocupando puestos de administración y no te digo en puestos de dirección, contadas con los dedos de una mano.
El mundo estuvo siempre dirigido por hombres y no hay quien los vaje del sillón. ¿Quién dirigió siempre un hogar?, las mujeres y lo seguimos haciendo muy requetebién.Somos secretarias, cocineras, limpadoras etc.etc.
¿Por que no podemos representar puestos de alto linaje en los gobiernos? sobre todo las jóvenes, preparadas en la familia y en la Universidad, doble preparación.
A mi me revienta cuando veo la alta costura en la tele a esos señores que se creen el no va más
y resulta que mis modistas( no quisiera nada más que vosotras lo vierais) cortaban, cosian, remataban y te ponían de lo más lindo, sin una arruga y ¡ojo!
que las mangas asentaran perfectas,
trajes de chaqueta a la perfección. Estova acuento, de que observo que, en la cúspide de la pirámide no debe de haber nada más que un 2%frente a los hombres.
Cocineros iden ¿que pasa? ta mal lo hacian nuestras madres, ya quisieran. Si pasa lo que pasa en estos menesteres, que no va a pasar en las carreras superiores. Ellos siempre por delante y tú no te me muevas cuidadito. A los chicos hay que enseñarles en el hogar y hacerles ver que no son imprescindibles, que valemos para todo, más que ellos.
Perdona el rollo, cuando me pongo a pensar me pongo "morada" y este blog, tuyo, me trae mucho a la cabeza, con respecto de las atribuciones hombre mujer.
Con cariño, sigue luchando.

Edu dijo...

La estructura de la sociedad es patriarcal y ello implica que el modelo de produccion esta indicado para ello. Existe una division de clase y de genero de la sociedad. Y asi es, el dia que ya no escribamos sobre ello, significara que nuestros escritos valieron para algo.
Un Saludo.

Nieves dijo...

Gracias Cruz, Javier, Ruth, Leo, Edu.

Leo me ha emocionado tu comentario, y ME HA ENANTADO!!!!!!!!

Yo tengo un problema y es que tengo que decir lo que pienso y ESTOY CANSADA, MUY CANSADA de tener que demostrar porque hago lo que hago, porque soy lo que soy... porque no me demuestran a mí los demás, porque ESCONDEN ALGO... YA SE DESCUBRIRÁ.
YO SOY UN LIBRO ABIERTO, EL QUE QUIERE LEER SOLO TIENE QUE HACERLO.
Puede ser que no le gusta lo que lea, pero ese no es mi problema.

Voy a contaros una cosita que me pasó no hace mucho.
Asistí a una reunión, y aunque no participe como hubiera querido, dije algunas cosas.
Cuando todo acabó se me acerca una persona y me dice ¡Qué guapa estás hoy!
Lo que me dijo realmente era: como mujer que eres estás mejor calladita, adornando.
Yo muy educada di las gracias.
Pero no como pensaba por el piropo sino por demostrarme cómo piensa. Ahora tengo muy claro cómo es y qué piensa de mí.

Saludos a todas/os, sé que es un camino lento y largo.
Pero somos ya muchas/os los que hemos tomado conciencia y luchamos porque la igualdad de oportunidades sea real y efectiva.

Besitos. Nieves.

rasputín dijo...

Nieves, sin vosotras no habría hombres; como mucho, gallitos sin corral.
Sois el ser más perfecto de la creación, pero no os admiro por eso.
Os admiro porque vuestra tenacidad y afán de superación os ha hecho libres, aunque todavía falta cercenar a esta sociedad las bestias que todavía, al haberse quedado encasillados en la prehistoria, os consideran parte del mobiliario de la cueva.
Ya quedan pocos, aunque sería un error circunscribir a estos indeseables al entorno familiar; las heridas que no sangran, pero que hieren y mutilan se dan a diario, con la ignorancia del respetable, tanto en el terreno político como en el empresarial.
Sólo que esta violencia vende menos y, para desgracia de todos, no está tan mal vista por el histórico espíritu servil de esta sociedad que se las da de muy "progre" y que inculca unos valores más antiguos que el NO-DO.
Sed fuertes y no os sintais solas, porque no lo estais.
Un fuerte abrazo.

feluky dijo...

Nieves siempre en la pelea, me gusta. Pensábamos ir a Talayuela el viernes y pasarnos por Jaraíz, pero parece que va el Presi a Talayuela a inaugurar el hotel del campo de golf, así que lo dejaremos para otro día.
Abrazos.

Estela dijo...

Te entiendo perfectamente, es muy dificil llevar un negocio y al mismo tiempo llevar una casa... pero ahi estamos con nuestra lucha, y ojala ese techo de cristal se rompa pronto.

Un abrazo y siempre hacia delante!!

Nieves dijo...

Gracias Pedro, si cuando yo digo que pensamos igual es por algo.

Llegará el día en que como mujer no tengamos que demostrar nada.
En que se nos valorará como personas por nuesta inteligencia, valor, eficacia y constancia entre muchos calificativos más.

Felix, soy así. Siempre luchando, no puedo callar cuando algo me resulta injusto.
Puedo tener momentos bajos, PERO NO TE ASUSTEN, esos momentos me dan la fuerza y el coraje para seguir adelante con más confianza y aplomo que antes.
Si algo reconozco en mí es que soy una luchadora innata. Puedo quedarme sola (me ha ocurrido muchas veces), y en ese momento parece que voy a tirar la toalla. PERO NO!!!!!!!!! En ese momento es cuando me hago fuerte y es imposible callarme. Alomejor, como estoy sola, no consigo nada, pero me escuchan porque aunque solo sea eso ME HAGO OIR.

¿Qué pasa, si viene el Presi ya no venís vosotros?ah no que tonta, tendreís más obligaciones.

Pero bueno, ya nos veremos. No todos tenís tanto tiempo libre como yo. Es una lástima.

Estela, algún día romperemos ese techo de cristal, ya estamos en el camino.

Besitos para todas/os. Nieves.