RSS

miércoles, 6 de agosto de 2008

LA BELLEZA DE LA VIDA.



LA VIDA ES LUCHA.

Un día un viejo campesino fue a ver a Dios y le dijo:

"Mira, tú puedes ser Dios y puedes haber creado el mundo, pero hay una cosa que tengo que decirte: No eres un campesino, no conoces ni siquiera el principio de la agricultura. Tienes algo que aprender".

Dios dijo:

¿Cuál es tu consejo?.

El granjero le respondió:

"Dame un año y déjame que las cosas se hagan como yo quiero y veamos que pasa. La pobreza no existirá más.

Dios aceptó y le concedió al campesino un año.

Naturalmente éste pidió lo mejor y sólo lo mejor... ni tormentas, ni ventarrones, ni peligros para el grano. Todo confortable y cómodo... y él era muy feliz.
El trigo crecía altísimo. Cuando quería sol... había sol; cuando quería lluvia... había tanta lluvia como hiciera falta. Ese año todo fue perfecto, ¡matemáticamente perfecto!.

El trigo crecía tan alto que el granjero fue a ver a Dios y le dijo:
"¡Mira!, esta vez tendremos tanto grano que si la gente no trabaja en 10 años, aun así tendremos comida suficiente".

Pero hubo un problema... Cuando se recogieron los granos todos estaban vacíos. El granjero se sorprendió y le preguntó a Dios:

"¿Qué pasó?, ¿qué error hubo?.

Ante tal inquietud Dios le respondió:

"Como no hubo desafío, no hubo conflicto, ni fricción, como tu evitaste todo lo que era malo, el trigo se volvió impotente.
Un poco de lucha es imprescindible. Las tormentas, los truenos, los relámpagos, son necesarios, porque sacuden el alma dentro del trigo". La noche es tan necesaria como el día y los días de tristeza son tan esenciales como los días de felicidad. A esto se le llama lucha y esfuerzo.

Entendiendo este secreto descubrirás LO GRANDE QUE ES LA BELLEZA DE LA VIDA, cuánta riqueza llueve sobre ti en todo momento, dejando de sentirte miserable porque las cosas no van de acuerdo con tus deseos.



Saludos a tod@s.

Una vez más hago uso de estas historias que encuentro por Internet.

Y ¡¡¡QUÉ VERDAD REFLEJA ESTA HISTORIA!!!.

El ser humano nunca está satisfecho con lo que tiene.


El que tiene mucho, quiere más.
El que tiene poco, se siente desgraciado.

En realidad no nos damos cuenta del gran valor que tenemos, NUESTRA VIDA. Cuando aparece una desgracia cercana, damos valor a esas pequeñas cosas que antes no valorábamos. Pero cuando la tristeza se va haciendo más chiquita, volvemos a las mismas de siempre, a fijarnos en las apariencias, a ansiar bienes materiales, a sentir envidias, a competir, a mentir,...para conseguir nuestras metas.

Queridos lectores aprendamos a darle UN VERDADERO SENTIDO A NUESTRA VIDA, porque con ello no sólo nosotros encontraremos la verdadera felicidad, que además nos hace libre, sino que con ello seremos capaces de hacer felices a tod@s aquell@s que estén cerca de nosotros.

A mi alrededor hay bastantes personas que con tal de conseguir..."sus metas" están continuamente poniendo zancadillas y contando mentiras. Al principio esa actitud me enfadaba, ahora ya no, porque gracias a ell@s he aprendido que la lucha y el esfuerzo dan sentido a la vida. LA VIDA ES LUCHA y así he descubierto LA BELLEZA DE ÉSTA. Tenemos que vivir la vida con alegría, alejando de ella rencores, venganzas y malas actitudes, porque en la solidaridad, el respeto, la tolerancia, la ayuda a los dem@s, la humanidad, la igualdad, el diálogo, el consenso..., es donde realmente encontraremos el verdadero sentir de la vida, donde hallaremos verdadera satisfacción y de esta manera nos daremos cuenta de que tod@s, antes o más tarde, nos necesitamos.

Quiero dejar claro que esto son sólo palabras, que pueden sonar muy bien y cualquiera las puede decir o repetir. Pero lo realmente importante NO ES DECIRLO SINO LLEVARLO A LA PRÁCTICA EN TODOS LOS ACTOS DE NUESTRA VIDA.
No hay mejor palabra que aquella que dejamos por decir y demostramos con nuestro comportamiento y enfrentamiento a la vida y las relaciones con los dem@s que realmente este es nuestro sentir para con los dem@s. El querer se manifiesta haciendo no diciendo.

Hasta pronto. Sean buenos y felices.

14 comentarios:

Ruth dijo...

Debemos de aprender, mas vale no precipitarse en hablar sin conocer, si no callar, escuchar y aprender, no hay nada por ahí arriba, no hay nada escondido que no se muestre, que no esté en esta tierra, en este mundo. Somos personas nos necesitamos los unos a los otros, y trístemente quien se cree superman o superwoman, le queda mucho camino por recorrer, mucho por andar para conseguir triunfar, aunque se crea lo contrario.
Un saludo, y gracias por esta entrada.

xhandra dijo...

Sin duda la vida es precisamente eso, vida, porque está llena de infortunios y de alegrías. Seguramente el ser humano no podría apreciar lo hermoso de las cosas si no hubiera que luchar por ellas. Las personas que lo tienen todo fácil se desprenden fácilmente de lo que para otros, a pesar de ser trivial, se vuelve imprescindible.

Un abrazo.

Vevi dijo...

Una vez más gracias por continuar visitando mi blog.

Para mi es una manera de ofrecer al mundo mis inquietudes y sensaciones.

Por supuesto no soy perfecta ni tan buena como quisiera pero es mi lucha cada día. Intento dejar atrás rencores y venganzas y actuar con tolerancia y respeto procurando empatizar con los dem@s para así comprenderles un poquito.

Hasta pronto. Nieves.

uno cualquiera dijo...

cuanto mas te esfuerze por conseguir algo mas alegria te da cuando lo consigues
un saludo Maria

Vevi dijo...

Cuánta razón tienes María.

He leido por ahí que tienes tres hijos varones, yo tengo dos de 18 y 13 años. Me llevo muy bien con ellos pero algunas veces es complicado hacerles entender algunos asuntos.

Hasta pronto. Nieves.

uno cualquiera dijo...

no son tres son cuatro, dos de ellos son gemelos, pero tienes razón algunas veces es complicado hacerle entender las cosas

Vevi dijo...

María, yo soy gemela. En el pueblo siempre hemos sido las mellis aunque somos gemelas.
De pequeñas éramos idénticas, con los años cada una ha ido marcando su estilo y no somos ya como dos gotas de agua, pero tenemos coincidencias continuamente, cuando estamos juntas, sin hablar, sabemos lo qué está pensando la otra.

Mi hermana vive en Cáceres capital y trabaja en Banesto.

Abrazos. Nieves.

Paco Centeno dijo...

Hola Nieves,
Esta claro que la vida hay que vivirla y sacar conclusiones de todas esas experiencias vitales, las buenas y las no tan buenas. No hay otro camino.
Un abrazo

Vevi dijo...

Me gusta mirar la vida con alegría y sacar de todas nuestras experiencias, tanto de las buenas como de las no tan buenas, conclusiones constructivas y positivas.

Lo que no soporto es la injusticia, la intolerancia y la hipocresía. No van conmigo y ello me trae algún que otro disgusto.

Deseo que todo les vaya bien y si no es así que mejoren pronto las cosas.
Nieves.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Nieves:

Hoy he escrito un post en mi blog similar en contenido al tuyo.

Existen unas palabras del filósofo Leibniz muy apropiadas para describir esta realidad de la que hablamos: "Ningún hecho puede ser cierto o existir y ninguna afirmación verdadera, sin una razón suficiente para que sea así y no de otro modo; aunque con mucha frecuencia estas razones permanezcan ocultas para nosotros".

Aprovecho para decirte que he respondido a tu comentario en mi blog, gracias por ello amiga Nieves.

Recibe un muy fuerte abrazo de tu amigo Javier Caso Iglesias.

ZambranoFuente dijo...

Esta historia tiene mucha razón y es muy explicativa de muchos de los "males" del mundo hoy día; el ser humano tiende a "querer lo que no tiene", y sólo se apacigua esa sensación cuando factores exógenos al propio pensamiento del ser hace que se produzca un cierto "cortocircuito", ejm. alguna catastrofe, muerte de un familiar,..., y entonces si se valora el detalle, el acto, ...; casi siempre en sentido negativo, porque cuando el "cortocircuito" es positivo, ala, ala a querer mar.
Creo que el control de esa sensación es fundamental hoy día.

Nieves tus historias son estupendas y muy ilustrativas

Vevi dijo...

Gracias ZambranoFuente, las buscó por Internet y me quedo con la que mejor me parece para comentar algo que me inquieta.

Yo también sigo vuestros blogs. Ahora estoy más liada, porque no he encontrado trabajo y como no puedo esta parada, he comenzado a hacer un curso "Agente dinamizador del medio rural", en abril acabé el de "Formador de formadores", me gustó y he repetido. Hay que reciclarse y formarse continuamente.

Procuraré estar atenta a vuestras entradas.

Hasta pronto. Nieves.

gustavo dijo...

Me quedo con la última frase: El querer se manifiesta haciendo...
Saludos, hermoso post., como siempre te sigo...

Vevi dijo...

Gracias Gustavo.

Es verdad, yo pienso que el querer se manifiesta haciendo, tod@s podemos decir palabras bonitas y con buenas intenciones, pero si se quedan en sólo eso, plalabras, de qué han valido. Yo prefiero los hechos a las palabras.

A lo largo de mi vida he escuchado lo buen@ que un@ dicen que son y luego con la experiencia y los hechos me han demostrado que todo era fachada. Por ello a mis hijos les inculco que hay que realizar buenas acciones no decirlas. la recompensa está en la satisfación que queda cuando has echado una mano a quien lo necesita, no en las intenciones.

Hasta pronto. Nieves.