RSS

domingo, 18 de mayo de 2008

CUENTO REAL PARA HOMBRES.


CUENTO POEMA.

Mis vecinos eran como los siete enanitos,
no por chiquitos, sino porque pensaban
que una Blancanieves iba a aparecer en su casa
con recursos poéticos de última generación,
que limpian y dan brillo y no dañan el medio ambiente.

Pero esas cosas sólo pasan en los cuentos

"¡y en los sueños!" chilla el más gruñón de todos


Un saludo a tod@s. Esta es la cruda realidad de algunos hombres de hoy. Siguen esperando a su "mujercita", pero no para compartir con ella sino para explotarla, subyugarla, humillarla... y hacerla sentir culpable de los pecados del hombre.
Ánimo MUJERES DE HOY, HACEROS ESCUCHAR.
Aclaración: no soy una mujer que viva contra todo lo relacionado con los hombres. Para mí la igualdad entre hombres y mujeres me parece de total importancia. Lo único, que es un tema en el que aún queda mucho por andar. Es un problema de CONCIENCIACIÓN pero tanto en MUJERES como en HOMBRES. En mi vida personal, esto es, en mi casa, unos días nos ayudamos un@s a otr@. PERO hay días en que la conciencia se va de vacaciones y todo le toca a la misma, la mujer de la casa, en este caso YO. Por eso MUJERES DE HOY, TENEMOS QUE HACERNOS ESCUCHAR SIEMPRE.Hasta pronto.

2 comentarios:

la mirada de ruth dijo...

Querida amiga, creo que nuestra lucha por hacernos escuchar, por qu se nos tenga en cuenta, porque se nos valor a cada una con nuestros valores, con nuestro proyetos, con nuestras virtudes, con nuestros sentimientos,etc... es ardua, no porque nosotras no nos lo merezcamos, sino porque todavía hay muchos hombres ignorates(porque no quieren aprender) que no dan el valor que una mujer tiene en este mundo. Donde nadie es mas importante que nadie, aquí se trata de llegar a formar una compenetración entre ambos sexos, para vivir una vida mas llevadera. Mucho tenemos que pelear para conseguir esto, pero los hombres se tienen que concienciar que una mujer es igual que un himbre, mismos derechos, mismas obligaciones. Por un mundo donde brille, por su igualdad. Un saludo

Vevi dijo...

Gracias Ruth. Ya lo creo que el camino es duro y largo, puesto que cambiar las conciencias es muy difícil. Pero ahí estamos las mujeres, hablando, haciéndonos ver, escuchando para que también se nos escuche a nosotras..., en definitiva intentando llegar a aquellos hombres y a aquellas mujeres que no han empezado a tomar conciencia de la igualdad de género. Un saludo y hasta pronto.